Ver fondo
Ver Web
bg1

 

Castro Ferral

El castillo es una construcción islámica (seguramente almohade) cuya misión era controlar el cercano puerto del Muradal. Por este paso de montaña pasaba el tráfico entre la Meseta y Andalucía antes de abrirse el desfiladero de Despeñaperros, que entonces era impracticable.

A la convocatoria de cruzada del Papa Inocencio III respondieron los reyes de Castilla (Alfonso VIII), Aragón (Pedro II) y Navarra (Sancho VII), además de las Ordenes Militares, algunos caballeros franceses y otros enviados por el rey Alfonso II de Portugal. El ejército se reunió en primavera en Toledo y comenzó su marcha sobre el 20 de junio. Los cruzados conquistaron en su avance los castillos de Guadalerzas, Malagón, Calatrava la Vieja, Alarcos, Piedrabuena, Benavente y Caracuel. Por su inaccesibilidad no atacaron el de Salvatierra, que dejaron a la zaga bloqueado. El 12 de julio los cristianos llegaron al puerto del Muradal, en Sierra Morena, a las puertas de Andalucía.

El 13 de julio de 1212, la vanguardia del ejército, al mando de D. Diego López de Haro ocupó el castillo de Castro Ferral, que había sido abandonado por sus defensores. Los cruzados continuaron su camino bajando hasta el Paso de la Losa, donde esperaba el ejército almohade en posición ventajosa. Ante la imposibilidad de forzarlo, la vanguardia cristiana regresó hasta el puerto del Muradal. Se produjo entonces el famoso episodio de la proverbial intervención de Martín Halaja, que mostró a los cruzados una senda que permitía cruzar la sierra por el Puerto del Rey y acampar en buena posición frente a los musulmanes en la Mesa del Rey.

Una vez establecido el campamento cristiano, el castillo de Castro Ferral fue abandonado porque ya no tenía importancia estratégica con la nueva situación de los contendientes.

La batalla de las Navas de Tolosa se libró el lunes 16 de julio de 1212 en campo abierto (Llano de las Américas-Monte Olivares), a la vista de Castro Ferral. Los musulmanes derrotados huyeron a los cercanos castillos de Las Navas de Tolosa, Vilches o Baños de la Encina donde debieron rendirse a los pocos días.

Datos castillo
Nombre:
Castro Ferral
Otros nombres:
Castro Ferial
Municipio:
Santa Elena
Provincia:
Jaén
Emplazamiento concreto:
Monte
Accesos:
Subiendo al Puerto del Muradal, lo más directo es subir desde la casa forestal de Valdeazores
Tipología:
Tipología:
Castillo Medieval Militar
Clasificación cultural cronológica
Época:
Islámico Medieval
Cronología:
Almohade
Sistema constructivo:
Tapial
Elementos estructurales:
Tipo estructura:
Simple
Planta:
Irregular
Elementos arquitectónicos:
En las ruinas se aprecia una torre cuadrada de tapial con restos de un subterráneo (posible aljibe). Lo rodea un recinto exterior mal conocido al haber sido allanado y destruido en gran parte al realizarse el cortafuegos hacia 1990. Por lo que se aprecia este recinto exterior debía ser bastante importante, correspondiente a un castillo de tamaño medio más que la torre aislada que parece ahora.
Estado de conservación:
Estado:
Ruina Progresiva
Observaciones de conservación:
Muy dañado al hacer el cortafuegos hacia 1990
Causas del deterioro:
Desmontes Agrícolas-Forestales
Datos históricos:

El castillo es una construcción islámica (seguramente almohade) cuya misión era controlar el cercano puerto del Muradal. Por este paso de montaña pasaba el tráfico entre la Meseta y Andalucía antes de abrirse el desfiladero de Despeñaperros, que entonces era impracticable.

A la convocatoria de cruzada del Papa Inocencio III respondieron los reyes de Castilla (Alfonso VIII), Aragón (Pedro II) y Navarra (Sancho VII), además de las Ordenes Militares, algunos caballeros franceses y otros enviados por el rey Alfonso II de Portugal. El ejército se reunió en primavera en Toledo y comenzó su marcha sobre el 20 de junio. Los cruzados conquistaron en su avance los castillos de Guadalerzas, Malagón, Calatrava la Vieja, Alarcos, Piedrabuena, Benavente y Caracuel. Por su inaccesibilidad no atacaron el de Salvatierra, que dejaron a la zaga bloqueado. El 12 de julio los cristianos llegaron al puerto del Muradal, en Sierra Morena, a las puertas de Andalucía.

El 13 de julio de 1212, la vanguardia del ejército, al mando de D. Diego López de Haro ocupó el castillo de Castro Ferral, que había sido abandonado por sus defensores. Los cruzados continuaron su camino bajando hasta el Paso de la Losa, donde esperaba el ejército almohade en posición ventajosa. Ante la imposibilidad de forzarlo, la vanguardia cristiana regresó hasta el puerto del Muradal. Se produjo entonces el famoso episodio de la proverbial intervención de Martín Halaja, que mostró a los cruzados una senda que permitía cruzar la sierra por el Puerto del Rey y acampar en buena posición frente a los musulmanes en la Mesa del Rey.

Una vez establecido el campamento cristiano, el castillo de Castro Ferral fue abandonado porque ya no tenía importancia estratégica con la nueva situación de los contendientes.

La batalla de las Navas de Tolosa se libró el lunes 16 de julio de 1212 en campo abierto (Llano de las Américas-Monte Olivares), a la vista de Castro Ferral. Los musulmanes derrotados huyeron a los cercanos castillos de Las Navas de Tolosa, Vilches o Baños de la Encina donde debieron rendirse a los pocos días.

Bibliografía:

Juan Eslava Galán. Los castillos de Jaén.

Información turística:
Información turística:
Visitable
Horario de visitas:
aire libre
Acceso al castillo:
en el interior del PN de Despeñaperros, el camino más corto es subiendo desde la caseta de valdeazores. Bien señalizado.
Datos de las imágenes:
Imagen 1Autor: Pablo Schnell Quiertant
Archivo / Depósito: AEAC
Km.

Km.de tu ruta